Alonso regresa con problemas

Como una letanía, como una especie de rezo o plegaria, como un ruego de frustración. 

La frase se repite en las radios de Fernando Alonso desde hace tres años, cuando se subió por primera vez a un McLaren Honda. A excepción de unos pocos grandes premios en los que todo ha funcionado bien (véase el último de Hungría) Alonso ha tenido problemas con la unidad de potencia japonesa casi siempre.

 

Y en este regreso a la acción en Spa no podia ser menos. Desde que se puso en marcha, desde que inició su vuelta de instalación con el motor roto y pidiendo consejo por radio, informando a su equipo de lo que pasaba. Fernando intenta volver a boxes despacito, le vinieron a decir. No podía hacer otra cosa. Y los mecánicos, esos héroes del equipo, de nuevo con trabajo extra.

Media hora después, el asturiano ha regresado a pista sin mayores contratiempos. Veremos cómo sigue la cosa con Alonso montando este Honda 3.5…

Precisamente sobre el motor Honda habló Fernando también en Spa y sobre las posibilidades de que mejore en un futuro y se quede en McLaren. «Están trabajando día y noche para mejorar el motor, pero es difícil predecir lo que va a pasar en seis o siete meses y cuánto puede mejorar. Estoy seguro de que harán el mejor trabajo posible y mejorarán tanto como puedan».