¡Cambio de mando en los verdes!

William Aish / Ramón Santana. Por primera vez en los últimos 10 años el equipo de las Estrellas Orientales inició sus entrenamientos con una cara no muy conocida en el argot del béisbol como jefe al mando, pero que lleva años estudiando este deporte y trabajando junto a su padre. Se trata de José Mallén Calac, hijo del presidente del club, José Manuel Mallén, y quien a partir de esta temporada llevará en sus manos la gerencia  de operaciones de béisbol.

 

Sigiloso, muy entusiasta y bajo una nueva filosofía de trabajo donde la disciplina será el punto de lanza, Mallén padre dio el discurso central previo a los entrenamientos en el complejo de los Tigres de Detroit en este municipio, donde presentó a su hijo Mallén Calac, ante los 44 jugadores que se dieron cita al primera día de prácticas.

 La primera frase que soltó Mallén ante la mirada de los presentes fue: “Queremos hacer un cambio”, dejando claro que se le darán todas las facilidades a los peloteros para que estos se sientan a gusto con el equipo.

 “El que tenga algún inconveniente solo tiene que comunicarlo y las cosas se van a solucionar con tiempo. Nosotros nos hemos esforzado en tener un club house de Grandes Ligas, para que se sientan cómodos. Vamos a tener todas las facilidades para ustedes, pero queremos que haya disciplina y entrega”, señaló Mallén

Explicó que el cambio de filosofía del equipo inicia con el nombramiento de su hijo, dirigiendo las operaciones de béisbol.

 “Creo en los relevos. Mi hijo ha estado conmigo los 10 años que tenemos en el equipo, pese a que pasaba desapercibido, porque estaba bajo mis hombros”, declaró Mallén. “Mi hijo tiene la capacidad de llevar este equipo”.

 La primera sesión de práctica del conjunto de la insignia verde estuvo a cargo de los asistentes del manager Dean Treanor; Mark Brewer, y Fernando Tatis. También el coach de pitcheo, Dave Lundquist. Treanor todavía no ha llegado al país, procedente de los Estados Unidos.

 En un breve pero emotivo discurso, Mallén Calac arengó a sus jugadores destacando que las Estrellas acumularon más victorias que cualquier otro equipo en las series regulares de los tres torneos más recientes, con 84 triunfos, y ganaron las primeras dos de esas series regulares.

 El ejecutivo de béisbol indicó que el registro de 84-66 de las Estrellas en esos tres campeonatos no deja lugar a dudas sobre la calidad de sus jugadores, la cual, a su juicio, se verá aumentada en el torneo próximo a iniciar.

 La primera práctica de las Estrellas contó con varios peloteros experimentados, entre ellos, José Valverde, Radhamés Liz, Alexis Candelario, Iván Piñeyro, Jailen Peguero, Confesor Lara, Esmerling Vásquez, Junior Lake, Jordany Valdespin, Gustavo Núñez, Audry Pérez.

Disciplina, el punto de lanza
Para nadie es un secreto que desde la llegada de Mallén Calac al equipo de operaciones de béisbol de las Estrellas ha habido varios cambios y nuevas integraciones, siendo uno de los motivos llevar disciplina al club house.

Los ex peloteros Fernando Tatis y Miguel Batista serán los enlaces entre los jugadores y la oficina de operaciones de béisbol.

 “Tenemos reglas este año y créanme que la vamos a utilizar”, comunicó Tatis en su primera intervención ante los jugadores. “No vamos a tener consideración con nadie, creo en el respeto, la seriedad y en las personas que son profesionales, porque si yo me sacrifico para estar aquí a la hora acordada entonces yo espero lo mismo de ustedes”.

 Aseguró que será riguroso con las reglas, tanto así que el pelotero que se siente mal debe ir al estadio a chequearse con el médico del equipo, porque “para eso se le paga a un personal, para que vele por la salud de los jugadores”.

 Dijo que no va a tolerar indisciplina, ni mucho menos, aludiendo que “nosotros necesitamos personas profesionales y todo el que está en el equipo es profesional”.