Celtics con su 9na victoria consecutiva frente a New Orleans

El resultado final, 109-117, no refleja exactamente lo que se vio sobre el parqué, ya que este fue dominado de principio a fin por los verdes.

En el primer cuarto, tras unos minutos de tanteo, alcanzaron 10 puntos de renta y desde entonces no dejaron que se acercasen los Pelicans en ningún momento hasta sellar el triunfo en los últimos minutos con comodidad. Pese a la autoridad, Jaylen Brown, autor de 27 puntos y 10 rebotes, llama a la calma.

«No podemos tratar de mirar demasiado lejos y olvidarnos de los detalles que deben ser atendidos justo frente de nosotros. No podemos dar nada por hecho y emocionarnos. Cada día cuenta. Cada juego cuenta. Tenemos que seguir encontrando maneras de ganar. Esta noche tuvimos algunos momentos difíciles, pero fue un buen ejemplo de seguir encontrando maneras para obtener una victoria», expresa el alero.

En una noche en la que Jayson Tatum no estuvo a su mejor nivel al quedarse en 19 puntos, el mejor escudero de Brown fue Derrick White, quien alcanzó los 26. Al Horford por su parte aportó otros 18.

«Dale crédito a Boston. Son físicos. Cortan y se mueven con fuerza cuando es el momento de hacerlo y convierten los tiros. Hay un montón de áreas en las que podemos mejorar. Lo sabemos», expresa Willie Green.

El head coach de los Pelicans no pudo contar nuevamente con Zion Williamson. Quien sí estuvo fue Brandon Ingram, que fue el máximo anotador de los suyos al conseguir 25 puntos. Junto a él destacaron los 18 tantos de C.J. McCollum y los 17 de Herbert Jones.