Harris se opera del menisco y se espera que pierda la temporada siguiente

hoy mismo con éxito, aunque todavía se desconocen los tramos que seguirá su recuperación.

De momento su actividad se frena en seco y no será hasta dentro de unas semanas que pueda comenzar con la rehabilitación física. Solo entonces los médicos podrán estimar los tempos de su regreso. Brian Sutterer, doctor en medicina deportiva, ha aclarado que los plazos de este tipo de lesiones suelen prolongarse de las cuatro a las seis semanas, por lo que Harris podría estar listo para el inicio de temporada.

Sorprendentemente para un equipo en clara reconstrucción como los Orlando Magic, la franquicia de Florida renovó a Gary Harris por dos años y 26 millones. La firma se dio apenas comenzado el mercado de agentes libres, por lo que el escolta renunció a otear opciones más competitivas. Harris parece estar cómodo en el rol de veterano y su importancia en cancha y en la faceta extradeportiva resulta de inmenso valor para los Magic. Con 28 años por cumplir el jugador debería entrar en su prime. Aunque en sus diez campañas en la NBA ya se ha configurado como un excelente defensor exterior y un complemento ofensivo de lujo.

Cabe recalcar que la segunda temporada del contrato que acaba de firmar no está garantizada. Por lo que esta lesión podría comprometer su futuro a medio plazo y el siguiente contrato que firme. En su última campaña con Orlando Harris ha disputado 62 partidos —31 como titular— promediando 11,1 puntos, 1,8 asistencias y 38% en tiros de tres en poco más de 28 minutos por noche.