Robert Williams no comenzara la temporada jugando

Según informa el periodista de ESPN, Adrian Wojnarowski, se espera que el periodo de recuperación oscile entre las cuatro y las seis semanas.

Así, Williams se perderá la totalidad del training camp y la pretemporada de los Celtics, mientras que su participación en el primer partido de la temporada es duda. Aún así, el cuerpo técnico mantiene la esperanza de que este disponible para la noche de apertura.

Inicialmente, el pívot se sometió a una cirugía de rodilla en marzo tras sufrir una rotura de menisco. El jugador pudo regresar a las canchas menos de un mes después pero arrastró molestias durante todos los playoffs, lo que lo obligó a perderse siete partidos y promediar solo 23,2 minutos en los 17 encuentros que disputó.

Williams se ha asentado como uno de los principales baluartes defensivos del equipo, uno de los interiores con más proyección de la NBA y un firme candidato a recopilar el premio al Defensor del Año más pronto que tarde. Los Celtics compartieron el pasado mes de agosto que no existe una preocupación real a largo plazo alrededor de los problemas de rodilla del jugador. Aún así, serán todo lo conservadores y pacientes que sea necesario de cara a evitar males mayores.