Strasburg lanza joya y Nacionales ganan el banderín del Este

El encuentro duró apenas 2:16 horas. Unos 90 minutos después, Washington aseguró su cuarto banderín divisional en seis temporadas gracias a los Bravos de Atlanta, que derrotaron a los Marlins de Miami con un jonrón en el undécimo capítulo.

Cientos de seguidores de Washington permanecieron en el graderío para mirar por la pantalla del estadio el juego que se realizaba en Atlanta. Los Bravos empataron con tres carreras en la novena entrada, y estalló la pirotecnia en el piso superior del Nationals Park cuando Atlanta se impuso.

Washington es el primer equipo de las Grandes Ligas que asegura su boleto para los próximos playoffs. Los peloteros festejaron bañándose en champán, con gafas de nadador para que éste no les irritara los ojos. Algunos abrazaron a sus esposas, novias o hijos y todos usaron gorras y camisetas conmemorativas, algunas de las cuales fueron lanzadas como obsequio al público.

«Esto fue muy gratificante. Aunque parece que teníamos una ventaja cómoda, fue una lucha», comentó al manager Dusty Baker en el clubhouse. «Muchos de nuestros jugadores principales estaban lastimados».

Los Nacionales ganaron también la división en 2012, 2014 y el año pasado. Sin embargo, no han avanzado más allá de la ronda divisional de la postemporada.

«Es el equipo más equilibrado que hemos tenido», valoró el gerente general Mike Rizzo. «Fuimos muy eficientes a la ofensiva. No nos ponchamos tanto como en 2012, 14 o 16. Pienso que tenemos más formas de anotar. Nuestra rotación es de las mejores».

Baker se dio el lujo de dar descanso a varios titulares el domingo. Una excepción fue Strasburg, quien está lanzando mejor que nunca.

Su racha sin recibir carrera es la más larga que un lanzador de la franquicia haya conseguido.

«Todo llega con la confianza. Eso es lo más importante», dijo Strasburg. «Tienes que confiar en tu capacidad, en tu repertorio. Tienes que trabajar y dormir bien toda la noche, sin importar lo que ocurra».

Trea Turner aportó un jonrón y un triple a la causa de los Nacionales, en tanto que el dominicano Víctor Robles bateó su primer imparable en las Grandes Ligas y produjo una carrera.

Washington tomó además una delantera de cuatro juegos y medio sobre los Dodgers en la lucha por la mejor foja de las mayores.

Strasburg (13-4) repartió 10 ponches y no ha recibido una carrera desde el 19 de agosto, cuando laboró ante San Diego, en lo que fue su primera apertura tras dejar la lista de los lesionados, a la cual ingresó por un pinzamiento en un nervio del codo.

Luego de su retorno de la lista de inhabilitados, Strasburg tiene una foja de 3-1, un promedio de carreras limpias admitidas de 0.51, 41 ponches y sólo cuatro bases por bolas.

AP